El Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) y el Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo ofrecen para este verano talleres y actividades para todos los públicos.

El MUJA incrementa su oferta de actividades para julio y agosto con talleres para público infantil y familiar. Los niños de 4 a 11 años podrán excavar, buscar fósiles y analizarlos en “Paleontólogo por un día” o ver cómo sale la lava de un volcán y conocer cómo protegerse en caso de terremoto en “¡Cuidado! Volcanes y terremotos”. En el Jardín del Museo pequeños y mayores pueden aprender más sobre los dinosaurios en el taller “Descubriendo la Costa de los Dinosaurios” a partir del 16 de julio.

La exposición “Cuando la Tierra tiembla: volcanes y terremotos” estará abierta todos los días en julio y agosto, ofreciendo información precisa para que los visitantes conozcan estos fenómenos naturales a través de carteles de gran formato, audiovisuales, módulos, maquetas e interactivos y con una zona adaptada a niños. En el marco de esta exposición, los más pequeños de la casa también podrán hacer “Volcanes con jumping clay” el 2 de septiembre y habrá una visita-taller para conocer “Cuando la Tierra tiembla en familia” el 9 de septiembre.

Además, el equipo científico del MUJA mostrará las huellas de los dinosaurios que poblaron Asturias durante el periodo Jurásico en una visita al yacimiento de la Playa de la Griega el 22 de julio y 12 de agosto y a los acantilados de Tereñes en Ribadesella el 9 de septiembre.

El Centro Tito Bustillo propone adentrarse en la Prehistoria con talleres para todas las edades. Los niños de 4 a 11 años pueden descubrir “La vida en la Prehistoria”, con opciones diferentes cada 15 días con las que, por ejemplo, conocer las diferencias entre Homo Sapiens y Homo Neandertal o decorar objetos como hacían nuestros antepasados.

El público familiar puede aprender cómo es el trabajo en un “Laboratorio arqueológico” y clasificar y estudiar los materiales  del Paleolítico o experimentar con los diferentes útiles y materiales de “La Caja de Herramientas Prehistóricas”.

Los visitantes al Centro de Arte Rupestre también pueden ver la muestra con las 20 obras ganadoras del primer Concurso fotográfico Asturias Paraíso Natural, acceder a la nueva zona expositiva del Centro dedicada a la talla lítica y a la renovada área 6 donde pueden pintar con las manos en un panel táctil como si de la pared de una cueva se tratase o convertirse en habitantes de una cueva durante la Prehistoria a través de un “espejo” virtual.