Alejandro Pérez ‘Jano’ es un experimentado pescador de 63 años. Este vecino de la localidad de Trelles (Cuaña) ha pescado el campanu del año en Louredal, en el río Eo, a las ocho menos diez de la mañana, media hora después de que se abriese la veda. Debido a la escasez de agua que llevan los ríos de la zona y tal y como esperaban los pescadores, el campanu ha sido madrugador.

La pieza, subastada en Cornellana a la una de la tarde, ha pesado 5,790 kilos y ha medido 79 centímetros. 9.500 euros ha pagado el restaurante As de Picas (Gijón), un precio muy superior de los 3.700€ que se pagaron el año pasado por un salmón de 4,1kg.

Es el segundo año consecutivo en el que el río Eo da el primer salmón de la temporada. El año pasado se pescó en la zona conocida como La Volta.