La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, ha afirmado hoy que la evolución de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ternera de Asturias “es la historia de un éxito”, sobre todo si se tiene en cuenta que esta marca “se encuentra entre las cuatro primeras en facturación en el ámbito estatal y que desde su creación, hace 15 años, no ha dejado de crecer”. El valor comercial de esta IGP en 2016 ha alcanzado casi 30 millones de euros.

Álvarez, que ha asistido a la presentación de los resultados de 2016 de la IGP, ha valorado el “inmenso trabajo” que hay detrás de esta producción, que ha incrementado su volumen de carne certificada, por segundo año consecutivo, en más de un 10 por ciento llegando a los 23.414 terneros y 6,6 kilos, de los que un 28 por ciento se comercializa fuera de Asturias.

La titular de Desarrollo Rural ha manifestado que los datos de la positiva evolución de la IGP “son elocuentes” y, en este sentido, ha citado también las 5.539 explotaciones que integran la marca, de las que 235 se incorporaron el año pasado al igual que 6 nuevos operadores y 8 cebaderos. Álvarez ha subrayado que la producción en ecológico ha crecido un 6 por ciento, incremento que ha atribuido “al creciente interés del consumidor por este tipo de productos”.

También ha garantizado el respaldo del Ejecutivo regional a la IGP Ternera de Asturias cuyo éxito, ha dicho, “no es una casualidad sino que se debe al trabajo bien hecho de muchos profesionales, como los ganaderos que apostaron por las razas asturianas, los mataderos, las carnicerías, los distribuidores o los mayoristas”

Álvarez ha añadido que los datos de esta IGP “demuestran que apostar por lo nuestro, como dice el eslogan de la marca, por nuestras razas, por nuestras formas de producción, y hacerlo con criterios de profesionalidad, sirve para generar actividad económica, rentas y empleo en el medio rural”. Actualmente, más de 10.000 empleos están vinculados a esta marca.