Tres días de luto oficial en Oviedo por la muerte de un bombero en el incendio de un edificio de la Calle Uría

Vídeo: INTV

El funcionario fallecido, E.P.A., de 56 años, extinguía las llamas en el interior del inmueble cuando la estructura del interior se vino abajo. En el siniestro otro compañero resultó herido.
El Ayuntamiento decreta tres días de luto oficial. Las banderas del Consistorio ondean a media asta.

Un bombero del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Oviedo (S.E.I.S.) ha fallecido esta tarde al derrumbarse el número 58 de la calle Uría que ardía desde pasado el mediodía. Otro compañero ha sido trasladado en ambulancia al HUCA y, a la espera de un exhaustivo examen, presenta contusiones y la rotura de un fémur. Fueron sus propios compañeros los que rescataron a ambos bomberos minutos después de que el edificio, calcinado completamente por las llamas, se viniera abajo en torno a las cuatro y media de la tarde. Los hechos, según fuentes del Área de Seguridad Ciudadana, que dirige el concejal Ricardo Fernández, se produjeron en el momento en el que prácticamente toda la plantilla del cuerpo de Bomberos de Oviedo y efectivos del 112 Asturias trabajaban en el interior del inmueble y en la parte de arriba del edificio regando con agua para evitar nuevos focos.Instantes después comenzó a salir humo de las ventanas –ya sin cristales a consecuencia del incendio- y la estructura del inmueble se vino abajo por completo atrapando a los bomberos que en ese momento trabajaban en el interior. Minutos después la autoescala del uno de los coches de bomberos rescataba al bombero herido. Su compañero fallecido, E. P. A., de 56 años, fue rescatado en torno a las 17.20 horas.

Los trabajos de extinción del edificio, levantado en el año 1889 y obra del arquitecto Juan Miguel de La Guardia, fueron seguidos desde primera hora por el alcalde, Wenceslao López y el responsable del Área de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, además de ediles de los grupos municipales y otras autoridades.

Dada la gravedad y el alcance del incendio hasta el lugar de los hechos se trasladaron todos los efectivos del S.E.I.S de servicio, más compañeros de refuerzo –superando la veintena-, que emplearon todos sus medios logísticos; la plantilla al completo del turno de la Policía Local –unos 14 agentes- y Protección Civil, además de una decena de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA), con sus medios logísticos, y la Unidad Canina del SEPA. En estos momentos se continúa trabajando en el lugar de los hechos. Las llamas también han afectado al número 56 de Uría y al 25 de Melquiades Álvarez.

El Ayuntamiento de Oviedo, en cuya fachada ondean las banderas a media asta, lamenta el fallecimiento en acto de servicio del funcionario del SEIS y se une al dolor de sus familiares y compañeros. El Consistorio ha decretado tres días de luto oficial por la muerte de E.P.A.