El origen del “Asturias” de V√≠ctor Manuel

Pedro Garfias Zurita fue un poeta espa√Īol de la vanguardia perteneciente a la Generaci√≥n del 27. En 1937 escribi√≥ el poema “Asturias”, un poema de 42 versos, uno de ellos quebrado, en plena Guerra Civil el cual se public√≥ por vez primera en el exilio dentro en su libro Poes√≠as de la guerra espa√Īola publicado en M√©xico en 1941.

Este poema fue escrito tras la ca√≠da de Asturias el 20 de octubre de 1937 en manos franquistas y en su texto se evoca la revoluci√≥n de ochobre de 1934 y la cruel represi√≥n posterior a manos del gobierno de la Rep√ļblica. No obstante, parece que el poema ya hab√≠a empezado a bullir en la cabeza de Garfias en 1934, a ra√≠z de los sucesos del octubre asturiano; hechos que impresionaron vivamente al poeta espoleando su esp√≠ritu revolucionario.

Antes de morir Franco, el poema ya había sido musicado por el cantautor asturiano Víctor Manuel. Debido a la censura no apareció en vinilo hasta 1976, cuando la casa Philips lanzó un single conteniendo esta canción en su cara A. Sin embargo no fue hasta 1983, incluida en un nuevo LP de Víctor Manuel, cuando acabó popularizándose. Esta misma interpretación ha terminado convirtiéndose para la inmensa mayoría de asturianos en un verdadero segundo himno de Asturias por su letra: más seria, profunda y contundente que la del Asturias, patria querida, esta de carácter más popular y festivo.

 ASTURIAS

Victor Manuel

Asturias, si yo pudiera,
si yo supiera cantarte…
Asturias verde de montes
y negra de minerales.

Yo soy un hombre del Sur
polvo, sol, fatiga y hambre,
hambre de pan y horizontes…
¬°Hambre!

Bajo la piel resecada
ríos sólidos de sangre
y el corazón asfixiado
sin venas para aliviarte.

Los ojos ciegos, los ojos
ciegos de tanto mirarte
sin verte, Asturias del alma,
hija de mi misma madre.

Dos veces, dos, has tenido
ocasión para jugarte
la vida en una partida,
y las dos te la jugaste.

¬ŅQui√©n derribar√° ese √°rbol
de Asturias, ya sin ramaje,
desnudo, seco, clavado
con su ra√≠z entra√Īable

que corre por toda Espa√Īa
crisp√°ndonos de coraje?
Mirad, obreros del mundo
su silueta recortarse

contra este cielo impasible
vertical, inquebrantable,
firme sobre roca firme,
herida viva su carne.

Millones de pu√Īos gritan
su cólera por los aires,
millones de corazones
golpean contra sus c√°rceles.

Prepara tu salto √ļltimo
lívida muerte cobarde
prepara tu √ļltimo salto
que Asturias est√° aguard√°ndote

sola en mitad de la Tierra,
hija de mi misma madre.