Asturias sabe a sidra. La bebida autóctona es uno de los productos más reconocibles del Principado dentro y fuera de nuestras fronteras junto al verde de prados y montes. Pero hay rincones del paraíso que aúnan todos ellos de una forma única. El concejo de Nava está considerado capital de la sidra autóctona y su capital ostenta el título de Villa de la Sidra. Disfruta de una situación privilegiada en la zona centro-oriental de Asturias. Su nombre significa “tierra baja y llana” y generalmente “entre montañas”. Y no hay mejor definición.

[Te interesa: Red de senderos del Concejo de Nava]

Las pomaradas conforman un paisaje en el que la naturaleza es la auténtica protagonista. Un vergel dentro del paraíso en el que sobresale el verde de las praderas que visten el concejo. Para conocer todos sus rincones, el municipio cuenta con un conjunto de senderos de pequeño recorrido. Se trata de una serie de sendas, caminos, veredas y pistas a través de los cuales explorar rincones mágicos en los que se entremezclan aguas cristalinas y montañas de hayas y robles centenarios. Destacan las rutas de las Foces del Ríu Pendón, el Picu La Mua y Les Praeres, una zona que se dio a conocer por su inclusión en una etapa de La Vuelta a España y donde los visitantes podrán encontrarse con ‘Bambi’, un venado conocido por su participación en la peliícula ‘Atrapados’ que saluda a todo aquel que se acerque por el lugar.

Qué ver en Nava
Vista de la majada conocida como Les Praeres, en la majestuosa sierra de Peñamayor.

Naturaleza e historia se dan la mano muy cerca de Fuensanta. El Palacio de la Ferreira, declarado Monumento Histórico Artístico, fue construido en el siglo XIV por los Álvarez de las Asturias. Consta de una torre de planta circular de cuatro pisos, comunicados entre sí por escalera de caracol. Aquí nació, según la leyenda, Doña Jimena, la mujer del Cid. Muy cerca de este punto, la misma familia, los Álvarez de las Asturias, mandaron levantar otro inmueble, el Palacio de la Cogolla. Consta de una sola planta de base cuadrada, con una torre situada en la parte izquierda y rematada en forma de almenas. La fachada principal es del s. XVII y posee una amplio balcón en forma de cubo en el que se alternan arcos de medio punto y vanos alquitranados.

La sidra como marca

Uno de los momentos más esperados cada verano en el concejo es el Festival de la Sidra de Nava, fiesta declarada de Interés Turístico Nacional. A pesar de las actuales circunstancias sanitarias, se celebrará del 10 al 12 de julio. Un año más reunirá a los mejores escanciadores de la comunidad en la plaza de Manuel Uría. Eso sí, con todas las medidas sanitarias necesarias para garantizar la seguridad de los participantes y los asistentes.

XLII Festival de la Sidra Natural de Nava
XLII Festival de la Sidra Natural de Nava

Y es que Nava no se entendería sin la sidra. Tanto es así que la han convertido en marca turística. A imagen y semejanza de lo que han hecho algunas de las ciudades más turísticas del mundo, la Villa de la Sidra cuenta con sus propias letras a tamaño gigante para todo el mundo se fotografíe con ellas. El conocido como ‘culetón de Nava‘ es un logotipo que lleva el nombre del concejo y en el que la ‘v’ tiene forma de culete de sidra.

La capital del concejo alberga el Museo de la Sidra de Asturias, un espacio que tiene como objetivo dar a conocer y promocionar la bebida más asturiana. La colección realiza un recorrido completo a través del proceso de elaboración de la sidra, desde que se recolectan las manzanas hasta que se sirve en los chigres. Las instalaciones están completamente adaptadas para la visita de personas con cualquier grado de discapacidad y cuentan con un área recreativa anexa. Una visita obligada especialmente si se viaja en familia.

Museo de la Sidra de Asturias
Museo de la Sidra de Asturias.